Divagaciones de y para criptoadictos

Nuestro Blog

Blog

Valor intrínseco

Una de las preguntas que más se plantean sobre las criptomonedas es cuál es su valor intrínseco y porqué acumulan tanto valor, si en realidad se trata solo de un simple software.

A quien está acostumbrado a razonar sobre bienes físicos a menudo le cuesta entender un concepto absolutamente abstracto, como es el caso de la criptomoneda.

Lo que debería ser simple de intuir es que su valor reside precisamente en los servicios que éstas ofrecen. Baste pensar, metafóricamente, en el valor que tendría una pequeña maleta mágica que pudiese albergar una cantidad infinita de oro, y que pudiese, además, teletransportarlo velozmente hasta una maleta mágica distinta, situada a kilómetros de distancia. ¿Cuánto os parece que puede valer un servicio similar?

Las criptomonedas te permiten conservar valor, riqueza, contenida simplemente en un código, que puedes memorizar, guardar en un dispositivo electrónico, o conservar escrito en un sencillo trozo de papel, sin límites cuantitativos; y poder transferir ese valor sin que la distancia suponga un límite, casi automáticamente.

Si hoy se utiliza el euro o el dólar como moneda de cambio es porque estamos obligados a hacerlo, sin que detrás del trozo de papel o de la cuenta bancaria haya algún valor intrínseco palpable, tangible, sino aquel que representan los servicios que ofrece y la garantía del gobierno correspondiente.

En el caso de las criptomonedas, no existe ningún tipo de coacción que nos obligue a su uso, o fuerza gubernativa que las tutele. Su precio nace del mercado, y del mérito que éste reconoce a la tecnología en que se basa cada criptomoneda. Es decir, de la aplicación de las reglas del libre mercado: el precio será aquel en que se encuentren oferta y demanda.

Ésto último sería lo que le daría más seguridad, sobretodo como alternativa de inversión respecto a los asset tradicionales que, en todo caso, conservan sus propios riesgos intrínsecos. Riesgos que, como en el caso de las monedas en curso, son muy difíciles de identificar y cuantificar.

Cómo no pensar en el caso extremo de Venezuela, donde la ilusión de poder crear riqueza de la nada, tan solo acuñando más y más moneda, ha contribuido a la ruina de todo un país, en el que un taxista o un frutero prefieren que se les pague en criptomonedas y no en bolívares. Lógico, si pensamos que hoy un bolívar equivale a una ínfima porción de euro, en cambio ¿cuánto vale, por ejemplo, un bitcoin?

Dicho lo anterior, creo importante considerar las criptomonedas como un elemento de diversificación importante en la propia cartera de inversiones global. Porque también los asset clásicos de las finanzas, como monedas, acciones, obligaciones, inmuebles, commodities como el oro, todos tienen sus propios riesgos, ocultos en su normal evolución, y en sus estructuras de control y gestión que los acompañan.

Podríamos llenar este artículo de casos en que unas determinadas acciones perdieron de la noche a la mañana gran parte de su valor en bolsa, o de la pérdida de valor de un bien que se consideraba tan seguro como un inmueble, y así un larguísimo etc.

Suscríbase a nuestro Newsletter

 

Últimos Artículos

Oficina

Av. Kansas City, 28, piso 225, Sevilla, España

Teléfono y WhatsApp

+34 644 41 48 83

Email

info@cryptosnei.com

Skype

Cryptos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.