Divagaciones de y para criptoadictos

Nuestro Blog

Blog

La descentralización

La descentralización es una de las mejores y más profundas innovaciones de la historia de la informática.

En sus origenes, la potencia de cálculo estaba concentrada en las manos de muy pocos. Los tres ordenadores centrales más potentes de Europa sumaban más potencia de cálculo que la que sumaban todos los ordenadores del continente entero.

Después llegaron los ordenadores domésticos. Y ahora casi todos tenemos en nuestro bolsillo al menos una cpu quad-core con 2 Gb de ram y 8 Gb de Rom.

Hoy ningún banco posee un mainframe (ordenador central) que pueda ni siquiera acercarse a la potencia de cálculo que poseen sus propios clientes. Por no hablar de la conexión a la red: un millón de personas con una conexión de dos Mb/s suman más banda que pueda tener nunca el mainframe del propio banco.

En la práctica, el software que ejecuta el ordenador central del banco se ejecutaria mucho mejor en los teléfonos móviles de sus usuarios. Por una simple cuestión de recursos.

Ni siquiera los potentísimos centros de datos de importantes sociedades como Google, Facebook, Amazon, podrán nunca superar la suma de la potencia de todos los smartphones y ordenadores personales de sus respectivos usuarios.

El hecho de que hoy los usuarios tengan mas capacidad de hardware que las empresas de servicios de manera tan sumamente pronunciada, cambia las cosas radicalmente. Y no es difícil entender cómo: el software dejará de ser ejecutado en los centros de datos para serlo, directamente, en los dispositivos personales de los usuarios. Y ésto es todo, porque el software se ejecuta donde están los recursos, y los recursos de hardware están en los dispositivos de los usuarios, todos sumados.

Concretando, un servicio esta descentralizado cuando:

1. Se instala en vuestro ordenador, smartphone, frigorífico, o cualquier dispositivo, y no necesita de un servidor central.

2. Provee servicios basados en la cooperación con otros dispositivos.

Desde la descarga de archivos peer to peer, bitcoin ha sido el primer y más significativo ejemplo de cuán importante puede ser un fenómeno de este tipo. En general, el concepto mismo de descentralización es terrorífico para los intereses de muchos.

Estamos asistiendo al nacimiento de muchos proyectos en grado de descentralizar modelos tradicionales. Por ejemplo OpenBazaar para el modelo Amazon, IPFS para Dropbox, Twister para Twitter, Tox para Whatsapp, Steem para Wordpress, Zeromail para Gmail/Outlook, YaCy para Google. Son, por ahora, sólo ejemplos sin grandes pretensiones, pero explican bien la idea de la futura potencialidad.

Las inmensas fortunas de las que han gozado hasta ahora los actuales protagonistas del web se deben principalmente al hecho de haber centralizado en un solo punto todos los recursos. Si llega alguien que al improviso descentraliza, su poder desaparece. Es muy factible construir una Uber o una Airbnb sin usar ningún servidor central. Con todo el ahorro, la libertad y la resiliencia que de ello derivan.

De hecho, otra característica de la descentralización es la resiliencia, o sea, la capacidad de soportar ataques sin fracturarse. En la práctica, significa que el número de usuarios que no dejarán de prestar su labor para mantener en funcionamiento la red es inmensamente superior al número de usuarios necesarios para que la red misma funcione. En el caso de la criptomoneda, por ejemplo, los dark market son de por si más que suficiente, en términos de cash flow, para tener la gestión en pie. Se pueden llevar a cabo especulaciones y hacer oscilar el valor cuanto se quiera: el resultado es que la red no cae.

Tras 5/10 años todos usaremos servicios descentralizados. Esto producirá la caída de algunas grandes empresas y el nacimiento de otras, aquellas que crearan los servicios y conseguirán lucrarse con un modelo de business ligado a los clientes, o ligados a la criptomoneda, o ligados a la mediación.

O quizás nacerán otros modelos de business: pero lo que es cierto es que, como ha siempre sucedido, no será la cháchara, la difamación o el terrorismo mediático quienes pararan una nueva onda disruptiva de aplicaciones. Se trata de una onda imparable no solo gracias a la tecnología, sino gracias al inmenso beneficio que acarreará a la gente común.

Imagino sin mucho esfuerzo que tras algunos años las aplicaciones descentralizadas podrán fácilmente convertirse en productos ¨boxed¨. Se compa la caja, se conecta al router, y se obtiene un taxi, un negocio, un bed&breakfast, o cualquier cosa se quiera, donde se quiera, sin intermediarios.

Y toda esta tecnología solo puede ser puesta en pratica mediante las criptomonedas. Mas adelante me extenderé sobre este fundamental punto, en otro post.

Suscríbase a nuestro Newsletter

 

Últimos Artículos

Oficina

Av. Kansas City, 28, piso 225, Sevilla, España

Teléfono y WhatsApp

+34 644 41 48 83

Email

info@cryptosnei.com

Skype

Cryptos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.